Archivo de la etiqueta: Unión Europea

Hambre en Europa: comunicado masónico

Comunicado masónico DH, GLFF, GODF

COMUNICADO

D.H., G.L.F.F., G.O.D.F.

El programa europeo de ayuda a los más desfavorecidos

 

El 23 de noviembre de 2012, el Consejo de Jefes de Estado Europeos resolverá sobre el principio de la creación del Fondo Europeo de Ayuda a los más Desfavorecidos (FEAD, por sus siglas en francés), que entrará en vigor en 2014 y sustituirá al actual PEAD.

Aplaudimos esta importante propuesta.

Sin embargo, no podríamos aceptar una bajada de la dotación para la financiación de la ayuda alimentaria.

Nosotros, la Federación Francesa de la Orden Masónica Internacional el Derecho Humano, Gran Logia Femenina de Francia y Gran Oriente de Francia, defendemos, con otras asociaciones caritativas, la necesidad de preservar un presupuesto consagrado específicamente a las ayudas alimentarias a los más desfavorecidos.

Recordamos que la lucha contra pobreza y exclusión social es uno de los cinco objetivos de la Unión Europea, en el marco de la estrategia 2020. La Unión debe mostrarse solidaria con sus ciudadanos, y garantizar, a los 18 millones de europeos que actualmente están desprotegidos, un derecho fundamental de acceso a la alimentación.

Conjuntamente pedimos a las autoridades francesas que se pongan manos a la obra para conseguir que la Unión Europea mantenga o incluso aumente su dotación para el sostenimiento alimentario de su población.

Los valores de la República (Libertad, Igualdad, Fraternidad), los principios humanistas, la justicia social y la solidaridad que defendemos son inconciliables con un rechazo de ayuda a las necesidades de los seres humanos.

París, a 16 de noviembre de 2012

4 comentarios

Archivado bajo derechos humanos, Gran Oriente de Francia

Crisis humanitaria en el Cuerno de África. Comunicado del GODF

 

Cuerno de África, comunicado GODF

 

El Gran Oriente de Francia apela a la comunidad internacional, sobre todo a la Unión Europea, para que vaya más allá de las declaraciones de buenas intenciones sobre la crisis humanitaria que afecta a millones de somalíes, keniatas, etíopes y djibutíes. El desinterés mostrado, desde hace mucho tiempo, hacia estos hombres, mujeres y niños desemboca hoy en una crisis humanitaria excepcional, indigna de países ricos cuyo deber en conciencia es acudir en su ayuda sin vacilar.

El Gran Oriente de Francia deplora la desigualdad de trato por parte de los Estados, en la gestión de las crisis financieras de una y otra parte de la humanidad. Esta catástrofe lleva a las justas proporciones los problemas europeos y extra europeos, presentándolos como inquietantes. Recuerda los términos de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, que considera que el reconocimiento de la dignidad inherente a todos los miembros de la familia humana y sus derechos iguales e inalienables constituye el fundamento de la libertad, de la justicia y de la paz en el mundo. Este preámbulo obliga a que los países miembros de la ONU permitan a todos alimentarse y cuidarse.

Únicamente la dignidad humana y la solidaridad entre los pueblos deben animar la ayuda internacional a favor de las poblaciones afectadas. Por su parte, los francmasones del Gran Oriente de Francia, a través de la Fundación del Gran Oriente de Francia, se movilizan respondiendo ¡presentes! a la llamada de las Organizaciones No Gubernamentales, cuyo compromiso y abnegación celebran.

 

París, a 27 de julio de 2011

 

2 comentarios

Archivado bajo derechos humanos, Gran Oriente de Francia

La Unión Europea subvenciona la superstición

mancha en el cemento, Bélmez

La Unión Europea y la Diputación de Jaén se disponen a financiar el proyecto de creación de un centro dedicado a las llamadas “caras” de Bélmez de la Moraleda, desde 1971 santuario al que acuden supersticiosos (ahora les llaman, eufemísticamente, “magufos”) propios y foráneos a reverenciar unos manchurrones en el cemento de la casa de María Gómez, difunta vecina de la localidad.

Es una vergüenza que dos entidades presuntamente serias financien, con el dinero de todos, un centro dedicado a la superstición. A este paso, cualquiera va a ver en el váter de su casa una mancha sospechosa y, si desea que la UE y su diputación provincial le sacudan los euros, podrá, con todo derecho, proclamar y definir que es el rostro del santo o santa de su devoción. A la postre, ¿no es cuestión sino de rostro? En el caso de Bélmez, rostro de cemento, como el que tienen los responsables de la UE y de la Diputación de Jaén, a quienes, por lo visto, de nada les está sirviendo la oleada de más que justificada indignación que recorre España y Europa. A lo suyo, sin acusar recibo. Que una institución europea y otra provincial se dediquen a quemar dinero y energías en esto, cuando hay miles de personas que mendigan y mueren en nuestras calles, es, además de vergonzoso y lacerante, motivo para indignarnos más aún y para pasar de la indignación a la reacción.

El proyecto supersticioso de Bélmez costará 768.457 euros, de los que nada menos que el 70% lo costeará la UE.

¿Sabrán cuánta angustia podrían mitigar, cuánto sufrimiento aliviar, cuánto puesto de trabajo crear con esa suma? Desgraciadamente, lo saben, y eso les hace todavía más culpables.

Trágico destino será el de un país y un continente que pagan a los fantasmas y niegan a los vivos el pan y la sal.

Si ellos construyen ese centro dedicado a las “caras”, bien se están construyendo ese otro inmaterial, dedicado a ellos, los caras de Bélmez.

6 comentarios

Archivado bajo laicismo