Archivo de la etiqueta: laicidad

Comunicado de las Logias españolas del GODF

 

Logias españolas del Gran Oriente de Francia

El Comité de Venerables Maestros de las logias españolas del Gran Oriente de Francia se hace eco del siguiente comunicado, emitido el 18 de septiembre por la asociación:

“El Gran Oriente de Francia contra todos los integrismos y sus manifestaciones públicas

 La difusión vía web de una película titulada “Innocence of muslims” ha provocado una semana de violencias, exacciones, saqueos y asesinatos.

Este documento, que poca gente ha visto, no puede servir como pretexto para una escalada de violencia entre pros y anti religiosos tanto en el mundo como en nuestra patria.

Francia es el país de los derechos del hombre y de la libertad de conciencia. El Gran Oriente de Francia reafirma que, frente a los integrismos, a la intolerancia y a los fanatismos religiosos, únicamente la laicidad permite asegurar la paz en la República. La laicidad sigue siendo el fundamento indispensable de la armonía social y de la unidad de la nación.

El Gran Oriente de Francia recuerda su adhesión fundamental al principio intangible de la libertad de expresión, a la laicidad y a su práctica emancipadora para todos los ciudadanos. El “valor laicidad”, distinción entre espacio público y vida privada, preserva la libertad absoluta de conciencia al diferenciar espiritualidad y religión, así como garantiza el principio de estricta igualdad entre mujeres y hombres. La laicidad asegura la tolerancia recíproca y el respeto mutuo, y hace que los seres humanos sean solidarios.”

Reafirmando nuestro compromiso con los principios que animan la convivencia democrática, las masonas y masones españoles del G.O.D.F. hacemos un llamamiento a la sensatez de la ciudadanía para que la paz social, garantizada y fortalecida por la laicidad, deje de verse amenazada por integrismos de todo signo.

 

21 de septiembre de 2012

Comité de Venerables Maestros

Logias españolas del G.O.D.F.

4 comentarios

Archivado bajo derechos humanos, Francmasonería, Gran Oriente de Francia, laicidad, laicismo, libertades

Comunicado del GODF contra todos los integrismos

Gran Oriente de Francia, logotipo

El Gran Oriente de Francia contra todos los integrismos y sus manifestaciones públicas

 

 La difusión vía web de una película titulada “Innocence of muslims” ha provocado una semana de violencias, exacciones, saqueos y asesinatos.

Este documento, que poca gente ha visto, no puede servir como pretexto para una escalada de violencia entre pros y anti religiosos tanto en el mundo como en nuestra patria.

Francia es el país de los derechos del hombre y de la libertad de conciencia. El Gran Oriente de Francia reafirma que, frente a los integrismos, a la intolerancia y a los fanatismos religiosos, únicamente la laicidad permite asegurar la paz en la República. La laicidad sigue siendo el fundamento indispensable de la armonía social y de la unidad de la nación.

El Gran Oriente de Francia recuerda su adhesión fundamental al principio intangible de la libertad de expresión, a la laicidad y a su práctica emancipadora para todos los ciudadanos. El “valor laicidad”, distinción entre espacio público y vida privada, preserva la libertad absoluta de conciencia al diferenciar espiritualidad y religión, así como garantiza el principio de estricta igualdad entre mujeres y hombres. La laicidad asegura la tolerancia recíproca y el respeto mutuo, y hace que los seres humanos sean solidarios.

 

París, a 18 de septiembre de 2012

 

 

1 comentario

Archivado bajo derechos humanos, Francmasonería, Gran Oriente de Francia, laicidad, laicismo

Laicismo-laicidad

 

cartel fiesta de la laicidad

 

El 9 de diciembre, las Logias francesas del Gran Oriente de Francia celebran, cada una en su Oriente, la fiesta de la laicidad. La elección de la fecha no es casual, pues en ese día se conmemora el aniversario de la ley de 1905 que decidió la separación –eficaz y efectiva en su caso- entre las iglesias y el Estado francés.

En España, aunque la Constitución consagra de alguna manera dicha separación, no obstante tipifica también –paradójicamente- un trato especial a la iglesia católica, objeto, en nuestro país, de singulares privilegios y concesiones, la mayoría financieros. De ahí que, como en el país vecino, continúe siendo interesante y necesario dedicar tiempo y energías a la reflexión sobre el necesario espacio común laico, condición para el esencial desarrollo de las libertades y derechos de ciudadanía en una España que aún padece cierto franquismo sociológico y, en consecuencia, un nacional catolicismo más que latente.

El Diccionario de la Real Academia Española no contiene la voz “laicidad”, sino el término “laicismo”, que pasa a ser definido como “Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa”.

Sin embargo, en la última edición del Diccionario de Uso del Español, de María Moliner, sí que aparece la palabra “laicidad”, definida como “cualidad de laico”, definido a su vez como “lo que es independiente de cualquier credo religioso o poder eclesiástico”.

Así pues, tirando de ambos diccionarios, el laicismo sería la filosofía que anima la cualidad, el modo de ser de una persona, de una sociedad, de un Estado.

Parece sintomático que, en un país –España- en el que se pierden constantemente batallas en pro de la laicidad, su diccionario oficial solamente incluya la definición de la doctrina, no de la realidad. Esto propicia que a veces nos enzarcemos en tan interminables como estériles debates en torno a la conveniencia de usar uno u otro término. Realmente, da igual; lo importante es que se viva esa atmósfera de independencia y respeto que significan tanto laicismo como laicidad.

Laicidad-laicismo no es agresión ni hostilidad hacia las religiones organizadas, sino recurso y condición de respeto a todas las creencias, entendiendo que estas no tienen por qué ser exclusivamente religiosas. Basada en la concepción de la sociedad como esfera pública, la doctrina laicista sitúa las creencias en el ámbito que les corresponde: la esfera privada o íntima. De este modo, se garantizan –para todos y en todos los sentidos- respeto y tolerancia.

Felicidades a nuestros Hermanos y Hermanas franceses por el acierto y el denuedo que ponen en la celebración de estas jornadas.

Deja un comentario

Archivado bajo Gran Oriente de Francia, laicismo, libertades