Compañeros: nada que ver con la Masonería

Compañero del Deber de la Vuelta a Francia

Reproduzco, en traducción propia del francés, la breve e interesante entrevista realizada por P.C. a un Compañero del Deber de la Vuelta a Francia. A pesar de que sean dos asociaciones hoy en día bien diferenciadas el Compañerazgo y la Francmasonería, la experiencia de los Compañeros puede enriquecer mucho las vivencias masónicas del segundo grado simbólico. Sin más, esta es la entrevista:

“Gérard Jaunet, tapicero-decorador en Loches desde 1980, es el antiguo secretario nacional de la Sociedad de Compañeros talabarteros tapiceros marroquineros zapateros del deber de la vuelta a Francia, familia del cuero, reunida este fin de semana en Loches.

¿Cómo llegó usted a ser compañero del deber?

Hice mi aprendizaje con un artesano de Loches, René Bischoff. No era él compañero, pero merecía serlo diez veces. Fue él quien me incitó a optar por esta vía, lo que hice tras la mili. París fue la primera ciudad de mi vuelta a Francia, que duró seis años.

¿Le cambió a usted la vuelta a Francia?

Se trabaja de empresa en empresa. Se aprenden muchas cosas del oficio y las diferentes formas de practicarlo. Después, uno hace su propia síntesis definiendo su técnica personal, que será retomada y modificada por otros Compañeros… y así sucesivamente. La otra ventaja es que se descubre Francia y se descubre uno a sí mismo.

La escuadra y el compás en su estandarte, una banda adornada con signos misteriosos para el profano… ¿Se inclina por el simbolismo el Compañerazgo?

Los símbolos de nuestras bandas describen los diferentes pasos que hemos hecho en el transcurso de nuestra iniciación. Se comienza como aspirante antes de llegar a ser compañero. La ceremonia ritualizada que marca este paso comienza a medianoche y dura varias horas. Pero no tenemos nada que ver con la Francmasonería.

Notas

Los fundamentos del Compañerazgo son la adquisición y la transmisión del conocimiento de un oficio, asociadas al viaje realizado por Francia y Europa con posibilidades de viajar por el mundo entero. Por cada ciudad que pasan los aspirantes, hay compañeros para dirigirlos y guiarlos.

Si el candidato desea continuar su viaje, con la aprobación de los Compañeros que lo han acogido y lo encuentran capaz, aquél puede asociarse a la “Vuelta a Francia” y ser tomado como aspirante por la asociación.

Durante su vuelta a Francia y cuando se sienta preparado, solicitará a los Compañeros que le reciban como uno de ellos. Un trabajo de recepción concretizará la síntesis de los conocimientos adquiridos y testimoniará su compromiso de perennizar los valores y ritos del Compañerazgo.

La Sociedad de Compañeros Talabarteros, Tapiceros, Marroquineros, Zapateros del Deber fue creada en 1946. Los Tapiceros fueron acogidos en la sociedad en 1964, y los marroquineros en 1965. En 2007, se separó de la Asociación obrera de Compañeros del Deber de la Vuelta a Francia, debido a ciertas divergencias. Cuenta con cuarenta miembros”.

Artículo original en francés, clic aquí.

En este mismo blog: “Compañerazgo y Francmasonería: fusiones y confusiones”.

Web de los Compañeros Talabarteros, Tapiceros, Marroquineros, Zapateros del Deber de la Vuelta a Francia.

Web del Museo del Compañerazgo, de Tours.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s