El 15-M no se rinde

el 15 M, creciendo y dando fruto

Les llamaron “perroflautas”, y dijeron con su ejemplo: sois vosotros los perroflautas adocenados. Les motejaron de revolucionarios de sofá, y hoy sus pies están recocidos al calor de la caminata, el esfuerzo, el sudor. ¡Lejos queda la chaiselongue! Diversas acometidas de participantes en el movimiento del 15-M –de diferentes edades, cultura y condición- convergen en la capital de España para, nuevamente, ser Sol que calienta y derrite la cera que arde: el latrocinio de los bancos, la apuesta política por sahumar a unos ricos que son, cada vez más, desenmascarados como ladrones. No hay pobreza, se llama robo, desposesión. ¿Dejará libre esa cera perdida el buen bronce?

El 15-M nos está haciendo llamar a las cosas por su nombre: mercados, ricos; banqueros, facinerosos; políticos, seres serviles; política, servidumbre al dinero, dios de siempre. Le llaman democracia y no lo es. No nos representan.

Recomiendo vivamente la lectura del post de Carlos Carnicero en su blog: “SOL como paradigma y esperanza. El 15-M no se rinde”.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo derechos humanos

Una respuesta a “El 15-M no se rinde

  1. Una digna y sublime Orden enseña: la benevolencia, la cortesía. la templanza, la sabiduría y la fe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s