Diccionario Biográfico Español, o la historia contada por los franquistas

https://i1.wp.com/www.revistadearte.com/wp-content/uploads/2009/06/diccionario-biografico-espanol-real-academia-de-la-historia.jpg

El fascismo español -siempre latente- está de enhorabuena. Aprobado y subvencionado –con el dinero del pueblo español- en 1998 por el gobierno de entonces, acaba de publicarse el Diccionario Biográfico Español, título ciertamente inadecuado para semejante recopilación de hagiografías de elementos golpistas desafectos al régimen democrático, como el genocida Franco (de quien el DBE dice que fue autoritario, no totalitario, cuando el propio general felón aseguró que instauraba un Estado totalitario) o el golpista Armada (quien, según el DBE, no protagonizó un golpe de Estado, sino unos “sucesos”…). Por el contrario, la flos sanctorum de tan magna colección de despropósitos se torna vehemente soflama parademocrática en el momento de analizar figuras inscritas en el marco legal republicano, como el presidente Negrín, a quien tacha de “dictador”.

Más de seis millones de euros nos cuesta la broma.

La historia, una vez más, se escribe no desde la deseable visión serena y analítica, sino al más puro estilo de la “formación del espíritu nacional” de aquel siniestro período de una España que, de camisa blanca de esperanza democrática y republicana, se tiñó de azul, negro y sangre por la ambición, la intolerancia y el fanatismo asesino de quienes vociferaron “¡Muera la inteligencia!” o, como gritó Pemán, “¡Mueran los malos intelectuales!”, sin apearse ni del ripio ni de la sangre.

No pesa pena alguna de muerte –por fortuna- sobre estos cutres pseudointelectuales que, comandados por un historiador golpista de la veracidad histórica, Gonzalo Anes, han perpetrado tamaña barbaridad que hasta el Gobierno actual ha pedido a la Real Academia de la Historia cierta rectificación de los contenidos del DBE que “no sean objetivos” o “no se ajusten a la realidad”. Mucho me temo que, de llevarse a efecto dicha rectificación, se fundirían los seis y pico millones de euros que nos han sacado con tan magna empresa, auténtico Valle de los Caídos de esta secuela franquista que llaman RAH.

Curioso será comprobar qué entienden pseudohistoriadores franquistas por objetividad, incluso por realidad. La cosa, ciertamente, promete, cuando no aterra.

Me pregunto qué peregrinas apreciaciones, definiciones y consideraciones llenarán de contenido la voz –si es que está incluida en la obra- Masonería, y cómo tratarán estos historiadores –de documentada adscripción filofranquista- a los grandes nombres de la historia de España que dieron lustre a nuestras Columnas.

Aunque, a tenor de lo anterior, mucho me temo que no se salgan ni un ápice de brillantes y mesurados cacúmenes como los de Ricardo de la Cierva y César Vidal, fósiles vivos de un pensamiento que no merece tan augusto nombre.

En fin, pretendidos historiadores paniaguados, zombis que aún no sabéis que lo sois, “venceréis, pero no convenceréis”.


Tags: , , , ,

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s