La Marianne de Jacques France

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/5c/Marianne_ma%C3%A7onnique.jpg

Este artículo apareció en la revista Humanisme, del Gran Oriente de Francia, en el número del pasado verano dedicado a cultura y patrimonio masónicos.

Su autor, Pierre Mollier, me ha autorizado gustosamente a publicar en este blog la traducción.

Disfruten de su lectura.

Esta “Marianne” es obra del escultor francmasón Paul Lecreux (1826-1894), apodado “Jacques France”. Miembro de la logia L´Etoile Polaire, de París, Paul Lecreux se dio a conocer por “obras patrióticas” como La Belle prussienne, Le souvenir de la nuit du 4 o Regrets et Espoir. Era a la vez jefe de una empresa de fundición que tenía sus talleres en Asnières, l´Union Statuaire, y artista con el seudónimo de Jacques France.

Esencialmente liberal desde el siglo de las Luces, la francmasonería llega a ser, durante la Restauración, conservatorio de las “ideas de 1789” y luego, a partir de los años 1860, punta de lanza del Partido republicano. En 1881, tras el fracaso final de Mac Mahon y del gobierno de “orden moral” en 1877, el Partido republicano toma poco a poco el poder en todos los estamentos del país: del Parlamento a los pequeños municipios, pasando por los Consejos provinciales.

En enero de 1881 se le encarga al hermano Paul Lecreux que realice un busto con la efigie de la República. Tras algún titubeo, el escultor acepta el desafío y la obra es solemnemente presentada el 24 de febrero de 1881.

La obra es apreciada y conoce un rápido éxito en el medio masónico. En primer lugar, es oficialmente adoptada por el Gran Oriente el 9 de enero de 1882; después, por muchas de sus logias. Se realizó en varios tamaños, desde los 30 a los 95 centímetros de altura, habiendo tiradas baratas de modelos en escayola, y en bronce de “primera ley”.

Presidido por Víctor Hugo, se constituyó en 1882 un “Comité Central de Bustos de la República”. Se encontraban en él todos los grandes nombres del Partido republicano, de los cuales muchos eran Masones: Emmanuel Arago, Louis Blanc, Jean Macé, Camille Pelletan, Frédéric Desmons, Gustave Mesureur… El Comité agrupó a la Liga de la Enseñanza, al Congreso anticlerical y, por supuesto, al Gran Oriente de Francia. Enseguida se crearon comités departamentales. A continuación, se desplegó una activa propaganda para difundir este “admirable busto de la República”.

Se aprobó el nombre de “Marianne”, o más bien el original “Mari-Anne”, pues según Maurice Agulhon, “Marie-Anne era un nombre común, generalizado por popular, llamado por tanto a designar a un régimen que se deseaba así”.

Hubo dos versiones de la Marianne de Jacques France, la “República masónica” con un “cordón de maestro” adornado con símbolos masónicos y la “República de los Municipios”, cuyo cordón muestra las tres grandes fechas: 1789 (Revolución francesa), 1848 (II República), 1870 (caída del Imperio) sin los atributos masónicos, para uso en las instituciones municipales.

Como confirma Maurice Agulhon, la Marianne de Jacques France fue uno de los más populares bustos de la República. Llegó a ser la efigie clásica de la democracia francesa durante la Tercera República y adornó durante décadas los ayuntamientos de grandes, medianas y pequeñas ciudades de nuestra “dulce Francia…”.

Tags: , ,

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s